Síguenos en

FEPA denuncia las trabas burocráticas a las que se enfrentan los menores extranjeros al cumplir la mayoría de edad

FEPA denuncia las trabas burocráticas a las que se enfrentan los menores extranjeros al cumplir la mayoría de edad
-

FEPA denuncia las trabas burocráticas a las que se enfrentan los menores extranjeros al cumplir la mayoría de edad

La Federación de Entidades con Proyectos y Pisos Asistidos (FEPA), que aglutina a 68 organizaciones de toda España, ha lanzado la campaña #UnCallejónSinSalida que denuncia la situación de gran vulnerabilidad en la que quedan los menores extranjeros no acompañados una vez alcanzan la mayoría de edad.
En este sentido, la organización, pide un cambio del Reglamento de la Ley para que estos jóvenes salgan del sistema de protección con un permiso de residencia y trabajo de manera automática. FEPA denuncia que muchas de las personas migrantes que llegan a Canarias son menores no acompañados y, de no cambiarse la ley, al cumplir la mayoría de edad, se enfrentarán a estas trabas que les condenarán a la vulnerabilidad. “Cuando un menor alcanza la mayoría de edad puede hacerlo con permiso de residencia o, en algunos casos, sin él, pero en ningún supuesto será titular de un permiso de trabajo”, critican. Ley del Menor Del mismo modo, denuncia que la ley cae en una gran incoherencia pidiendo a estos jóvenes unos medios de vida para que dispongan de un permiso de residencia sin tener permiso de trabajo. Y, al mismo tiempo, para conseguir el permiso que les permita trabajar, se exigen unos requisitos difíciles de cumplir, cómo tener una oferta de trabajo de un año y a jornada completa. “La normativa deja a los y las jóvenes en un callejón sin salida del que es difícil salir, declaran. Para FEPA, la legislación actual pone la condición de extranjero por delante de la de persona extutelada. “Esta ley supone una confrontación con las leyes de protección del menor, incluyendo tratados internacionales ratificados por España, como la Convención de Derechos del Niño de la ONU”, explican en el Manifiesto que han publicado.
Es por ello que desde la Federación y al amparo de las Recomendaciones del Defensor del Pueblo, exigen la reforma de los artículos 196, 197 y 198 del Reglamento de la Ley de Extranjería para establecer así la posibilidad de que las personas jóvenes extuteladas de origen extranjero puedan gozar de derechos para tener una vida digna. A través de la campaña ‘Un callejón sin salida’ denuncian la situación de la juventud extutelada e instan al Estado a no pasar por alto esta vulneración flagrante de los derechos básicos para un colectivo tan inocente como es la juventud extranjera no acompañada.
Noticia extraída del medio Melilla Hoy